6/07/2011

Irredenta.

Estaba trabajando con sesudos guerreros y, en mitad de un ejercicio simulado, escuchó la frase mágica:

¡Cuerpo a tierra!


Y fue lo único que se le vino a la cabeza...

4 comentarios:

gaia07 dijo...

Y se la anexionó… bendita cabeza.

Blog A dijo...

Jaja eres la leche jajaj

Ratos dijo...

Bendita cabeza (y privilegiada) la tuya.
Has captado los dos matices Gaia...

Ratos dijo...

Querida reidora A: Esto sólo está arrancando.
Me hace falta encontrarle el punto para seguir mi ritmo.
O no.

Llegará el tiempo en que los ratos perdidos sean sólo eso...Ratos.
Pero hoy - que yo soy muy inmediata- me alegro de haberte sacado una sonrisa.