10/09/2011

Cortar por lo sano.

Fueron muchos años de estudio.

Muchos sudores.

Ratos de matarse entre apuntes mientras sufría las largas peroratas de su padre. Ratos de escuchar desglosadas las cualidades de algún futuro cirujano esposable. -Atractiva lo era mucho, rebelde también-

Otros ratos dejaba un ratito de lado los libros y acompañaba a su madre al Club del Gourmet del Corte Inglés a escoger aperitivos para los invitados.

A veces sólo tenía ganas cuando llegaba la noche, de mandar las expectativas familiares a ese sitio " escatológico" que las niñas bien no conocen.

Pero ella tenía que ser cirujana y lo sería a pesar de todo.

Y llegó el día ansiado, esperado, de su graduación; y tras tantos ratos de desvelo llegó a la conclusión de que se lo merecía, que tenían razón... ella era especial, una chica "iluminada" y se lo iba a demostrar a todos con creces.


Era su bautismo, y se enfrentó sola, sin ayudas, a su primera operación.

Suspiró hondo. Hinchó el pecho. Era duro, muy duro, pero cogió el bisturí más afilado que pilló a mano.

Empezó por el Messenger: "Corte brutal" pero profesional y fino, (que no se diga que dejo mal mi apellido, son generaciones de cirujanos), siguió con el gmail, más tarde el hotmail; limpió pústulas e infecciones del correo corporativo.

El último paso era la cirugía definitiva, la precisión absoluta..El teléfono.

Borró lo borrable de la memoria aunque el WhatsApp seguía pujante y recordándole su anterior existencia, pero había estudiado y era ´cirujana por tradición familiar´ así que hurgó en las tripas de la tarjeta SIM y finiquitó toda existencia de lo que no quería volver a vivir.

Pasaron horas mientras hacía su labor.

Sudaba; vacilaba a veces queriendo dar marcha atrás.
Pero al final se secó la frente, suspiró hondo... y acabado su primer trabajo vio en qué consistía la sensación de ser la caña.

El premio moral de salvar vidas.

La primera que había salvado era la suya...


Dedicada por lo que ella sabe e intuirá a Lady Tea.

17 comentarios:

Manolo Blog dijo...

Del pasado, (solo) la experiencia...

Del presente, el momento... (carpe diem)

Del futuro, la ilusión...

Y como si fuese una nochevieja intempestiva: año nuevo, vida nueva.

Pilar dijo...

A sangre y fuego, salvarse de lo que otros llaman vida.

Lady Tea dijo...

http://lady--tea.blogspot.com/2011/10/la-realidad.html

.-.-.-.-.-.-.-.-
Ya sabes que a partir de este momento te considero mi AMIGACHA.. que me has ayudado más de lo que te imaginas y que no se te ocurra largarte de mi lado.. porque ME CONVERTIRÉ EN UN MONSTRUO..jajajajaajja

Besazos mil!!!!!!

FeoMontes dijo...

Llego a tu blog por medio de Lady Tea... y me voy a quedar un ratito, si no es mucha molestia. Esta entrada me ha encantado, por lo que dice y por cómo lo dice. Así que... pues eso, que me quedo un ratito por aquí.

Un saludillo.

Ratos dijo...

MANOLO
Ese comentario...¡tan sublime! revelador, clarividente, sensato...
Amos, que me hace renegar de todas mis creencias sólidas y de las asentadas bases en mi cerebelo de lo que no haré jamás en mi vida.

¡Cásate conmigo my darling!

Ratos dijo...

PILAR Te tengo que queré.
Exactamente.
LA vida es una puta que cambia de personalidad según quien la contrate.

Mil gracias por colorear mi vida, hermosa.

Ratos dijo...

LADY TEA
Jamás me iré. Soy estable, firme, puedes confiar en mí.
Me mantengo siempre recta en mis creencias.

Sólo te fallaría si me traicionas, pero aun así jamás haría lo que EL.
Te avisaría antes que te iba a fulminar.

Gracias por haberme incluido en tu vida. La sensación de querernos de tiempo...es mútua.

Ratos dijo...

GUAPO MONTES
Me has encontrado...y ya sabes quien soy si te califico así.
En mi intención no está el engañar a nadie, sólo el "cambiar de registro".

Quédate conmigo por favor...ya sabes algo "oculto de mí", y yo de ti.

Besos, querido amigo.

Bubo dijo...

Esta bien eso de "cortar por lo sano" hace daño, pero ya irá curando.
El disfraz de "cirujana jefe" me ha encantado. Le falta solo el serrucho.

Ratos dijo...

Me extrañaba que nadie se diera cuenta de lo que entraña.
¡Qué mejor que tener un disfraz así en la recámara después de cortar por lo sano!

Pillín...
;)

AN... dijo...

Cortar por lo sano ... Hum , lo reconozco no se decir adiós , siempre he pensado que un hasta pronto es mas llevadero , hay relaciones que no acabaron , como en los cuentos , pero borrar el pasado y cortar por lo sano . Lo veo muy solución drástica .
las situaciones vividas , amigos lejanos , amantes despechadas ... Etc , son parte de nosotros mismos ... Cuando miro un TLf de un amigo o amiga , al que llevo tiempo sin llamar , el simple echo de verlo , me saca una sonrisa y las imágenes de anécdotas vividas , me reconfortan , y siempre pienso mañana lo llamo .. si es que soy un romántico ... Follador ... ;))

Ratos dijo...

Querido AN. Tengo la agenda llena de tfnos de antiguos amigos, ex amantes (no sé si despechados o no), y también me resulta reconfortante recordar momentos pasados y experiencias vitales. Son parte de lo que somos y la experiencia que vamos adquiriendo.
Pero hay determinadas situaciones (en esta ficción, sería una familiar) en la que hay que cortar por lo sano por nuestra propia salud mental.Y no dudes que si se me presentara un caso como a la protagonista del relato me temblaría un ápice la mano con el bisturí.
En la realidad, sólo lo he hecho dos veces en mi vida – una bastante reciente- y ´contra´ el mismo perfil de persona: La que hace daño a sabiendas, unilateral y arbitrariamente, pero piensa que va a retomar las cosas en el punto que las dejó cuando se aburra o le de la real gana.
Y por ahí no paso. Hay que ser consecuente con tus actos si sabes positivamente que están mal.
Me encanta que a través de un relato ficticio comenteis vuestros sentimientos reales.

Gracias y un beso de otra romántica...folladora.

Eva dijo...

La mejor manera de seguir adelante es no mirar atrás. Personalmente me gusta dejar el pasado en el pasado y mirar hacia delante.
A veces no solo por una misma, sino por los demás.

Eva dijo...

Por cierto, ten cuidado cuando pidas matrimonio, que estas preguntas las carga el diablo!!

Juanjo G. dijo...

Quiero...me perderé por aquí, no lo dudes.

El diablo?

Mer dijo...

La primera vida que hay que salvar es la propia, aunque duela tanto que creas morir en el intento. Al final vale la pena cortar por lo sano, es decir, erradicar todo lo "enfermo".

Tu cara b está muy bien, Ratos.

Ratos dijo...

Bienvenidos a los nuevos, "no tan nuevos".

Mil besos.